PILATES

El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental.
Fue creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades,   como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

Pilates Suelo es un sistema de entrenamiento físico y mental que combina el fortalecimiento con el estiramiento muscular, promoviendo el equilibrio y la unidad entre cuerpo y mente.

El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal, y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda.

Los ejercicios creados por Joseph Pilates se desarrollan, básicamente, en el suelo o con máquinas especiales, pero existen en la actualidad diferentes variantes de ejercicios de Pilates que utilizan otros elementos como pueden ser pelotas o aros.

Trataremos nuestras clases de Pilates por niveles:

  • NIVEL DE INICIACIÓN: toma de contacto con el Pilates.
    Enseñaremos lo básico del Pilates, la respiración, el control del movimiento, la ejecución.
    Es decir, la base de la que parte el Pilates.

  • NIVEL MEDIO. Trabajaremos el Pilates un poco más avanzado que el de iniciación.
    Trabajo de secuencias completas, trabajo con implementos, etc.

  • NIVEL SUPERIOR. Trabajaremos el Pilates más avanzado, con la complejidad de las posturas, y con trabajo más completo y duro.
Pilates Reformer

PILATES MÁQUINAS

Para realizar Pilates en Máquinas, utilizamos el Reformer.

El Pilates Reformer es una de las máquinas más completas diseñadas por Joseph Pilates y permite realizar infinidad de ejercicios completos de Pilates.

 

Se utiliza para “reformar” cuerpos, de ahí su nombre.

Su sistema de resortes, agarres, poleas y muelles proporcionan una resistencia variable y permite combinar diversos tipos de ejercicios ideales para la mejora de la condición física.

 

Todo el trabajo en el Reformer se basa en estabilizar el tronco permitiendo así que las extremidades se muevan libremente.

La forma de la máquina permite trabajar los abdominales, por ejemplo, a la vez que realizamos ejercicios de fortalecimiento de los brazos, o estiramientos de éstos. O al contrario, realizar trabajos de flexibilidad del tronco a la vez que fortalecemos las piernas.

 

Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el sentido del equilibrio, mejora la coordinación de movimientos y estimula el sistema circulatorio.

Fortalece y tonifica el cuerpo sin aumentar el volumen muscular y con ello consiguiendo estilizar la figura.

Mejora la alineación postural y corrige malos hábitos posturales incorrectos.

Permite prevenir y rehabilitar lesiones del sistema musculo-esquelético.

Mediante la respiración y la concentración permite eliminar el estrés y las tensiones musculares y rigideces.

Aporta gran vitalidad y fuerza.

PILATES PARA EMBARAZADAS

En este período tan importante para la mujer, conviene centrarse en ejercicios de estiramientos, relajación, movilización articular, y tonificación suave.

 

Dependiendo de si es una persona entrenada, deportista, y/o acostumbrada al ejercicio físico, se le podrá exigir un poco más en las clases, pero siempre adaptando dichas clases, al período gestacional en el que se encuentre la embarazada.

 

A la hora de practicar Pilates, tendremos en cuenta la situación de cada embarazada, dependiendo del mes del embarazo en el que se encuentre, situación física y situación psicológica de la futura madre, actividad uterina, etc.

 

Intentaremos concretar grupos, dependiendo del trimestre en el que se encuentre la gestante, y siempre con permiso y supervisión de los médicos; para saber y conocer que la gestación sigue su curso con normalidad y no hay problemas de ningún tipo.

 

Hasta pasada la 13ª semana de gestación no es recomendable realizar ningún tipo de actividad, y lo mismo ocurriría con el Pilates.

 

Al unir respiración con movimiento, elongación, y corrección postural, lo que obtendremos nos ayudará a mejorar el flujo sanguíneo, el bebe recibirá más oxígeno y nutrientes.

Y además de eso, proporcionaremos mayor rango de movimiento y aumentaremos el área abdominal a través de la elongación, creando más espacio para el bebe.

Fortaleceremos la zona lumbar, reduciremos la tensión en la zona superior de la espalda.

Incrementaremos la movilidad y la conciencia postural. Los ejercicios de flexibilidad de la columna también ayudarán a prevenir las molestias de espalda.

Además de todo lo anterior, la activación y el tono del suelo pélvico, ayudarán a la hora del parto, y nos servirán como prevención de hemorroides.

El Pilates, nos ayudará a acelerar el metabolismo, y reduciremos los problemas digestivos.

Mejoraremos el riego sanguíneo a todos los órganos y tejidos.

Prevenimos la aparición de calambres mediante los ejercicios de estiramiento.

Mejora del sistema nervioso. Reduce la tensión en los músculos, articulaciones y ligamentos.

 

Alternaremos clases básicas de suelo (adaptando todos los ejercicios de Pilates para que la embarazada pueda trabajar cómoda y segura), trabajo con implementos (aros mágicos, fit-ball, mancuernas, bandas elásticas, etc.), y utilizamos también Pilates Máquinas.